El Plan III: el modelo Florida

La primera pregunta que nos debemos hacer es la siguiente: ¿qué tenemos en España que no tengan los demás, dónde podemos arañar ventajas competitivas, en qué destacamos?

Y para saberlo, basta con observar el lugar geográfico que ocupamos en el mundo. Para ello utilizaremos además un mapa que pone directamente en valor nuestro principal elemento diferencial(1): un mapa de Europa donde se representa, utilizando un código de colores, el recurso solar de cada uno de los países y regiones de nuestro continente, donde se diferencia a los países con muchas horas de sol de los que tienen pocas a lo largo del año.

Efectivamente, a la cabeza de los países con más incidencia solar se encuentra España, lo que quiere decir que, en nuestro país disfruta en general de un clima más benigno. Llueve menos (mucho menos en determinadas zonas) y en Primavera y Otoño podemos pasear muchos días en mangas de camisa. Formamos parte además de un continente pequeño (a pocas horas de avión de todas partes) formado por países ricos, muchos de ellos más ricos que nosotros. Un continente que, a pesar de las dificultades actuales, está inmerso en un proceso imparable de integración política y económica; con moneda común y con una tradición histórica y cultura compartida. Nada que ver por tanto, con la competencia que podrían representar, en este sentido, los países del norte de África, también próximos y evidentemente con más horas de sol que aquí.

Habrá quien piense que el buen tiempo constituye una ventaja competitiva decepcionante, al tratarse de algo que no puede ser achacado al mérito, sino a un azar afortunado. Un mérito que quizá sirva para explicar esa supuesta mayor indolencia (falta de productividad) hispana respecto a nuestros vecinos del norte. Pero, con independencia de que sea así o no, no por ello deja de ser una indiscutible fuente de oportunidad, como lo es la que disfruta quien nace con belleza o inteligencia innatas. Podemos simplemente echarla a perder o aprovecharla.

Y también habrá quien lo considere efectivamente una ventaja, pero débil, pobre. Nada que ver, por ejemplo, con tener yacimientos de petróleo, las universidades más punteras o un peso significativo en las industrias tecnológicamente avanzadas.

Pero lo cierto es que, gracias al sol, o lo que es lo mismo, gracias al turismo que viene a nuestro país fundamentalmente en busca del buen tiempo, hemos conseguido que nuestra balanza de pagos se haya mantenido en niveles sostenibles durante muchos años. Somos una potencia turística mundial (2). Pero sobre todo, somos una potencia turística para nuestros vecinos europeos, ya que casi el 92 por ciento de todos los que nos visitaron en 2010 venían de nuestro continente[3].

Algunos hablan de España como la Florida europea, por ser este estado norteamericano el destino de vacaciones por antonomasia en EEUU y el lugar donde muchos estadounidenses acaban por pasar sus años de jubilación. Algo parecido, por cierto, a lo que sucede en nuestro país con las colonias de alemanes, británicos o escandinavos que han decidido huir de sus gélidos países una vez liberados de sus obligaciones laborales. Si fuera, además, por razones estrictamente climáticas, España merecería un lugar incluso más destacado en su comparación con Florida, ya que las diferencias en horas de sol son mucho más acusadas en nuestro continente que en EEUU.

Pero entonces, ¿cuál es la conclusión? ¿Que estamos condenados a llevar aún más lejos nuestra condición de camareros de Europa? ¿Debemos apostar por un modelo de servicios poco cualificados dirigido al turista veraniego y al jubilado del norte de Europa? ¿Nuestra apuesta como país debe ser especializarnos definitivamente en el monocultivo de extranjeros ociosos?

Y la respuesta es no. Debemos seguir aprovechando el potencial de nuestro país como destino turístico. Pero tenemos que apostar por un modelo distinto.

Lo veremos en la píldora siguiente.


(2)España, que es en la actualidad la cuarta potencia turística mundial después de Francia, USA y China, recibió 52,5 millones de visitas en 2010. 2011 ha presentado incluso mejores cifras y las perspectivas para los próximos años son, igualmente, de crecimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s